27 de julio de 2007

GORDOS CONTAGIOSOS


Si usted anda con sobrepeso y quiere apaciguar su conciencia sepa que las lorzas no se deben a la ingesta desaforada de picadillo y callos sino que se pillan por contagio como si fueran un sarampión. Es decir que si usted tiene un amigo gordo al lado ya puede sacrificarse y papearse a diario unas acelguitas y una pescadilla cocida que seguirá gordo como un tonel y encima comerá de pena. Es más si gastaba figura de sílfide y su colega es pertinaz gorderas corre el riesgo de acabar como él. Con la grasilla del chorizo frito fluyendo pausada por la comisura de los labios. Si estas reflexiones fueran de mi cosecha usted pensaría, siendo benevolente, que soy medio gilipollas pero si le digo, y cierto es, que se incluyen en un estudio elaborado por la Universidad de Harvard ya acojona más ¿A qué sí? Pues como se lo cuento. Hay hasta porcentajes que paso a relatarles. Si sales a menudo con un amigo gorderas el 57% de riesgo de que a los pocos meses no distingan quien es quien; si son dos hasta un 170%, si es tu hermano el 40% y si es tu churri el 37%. Y si les digo que el informe se ha realizado mediante el análisis de más de doce mil adultos durante un periodo de chequeo de treinta y dos años pues convendrán conmigo que la ociosidad científica alcanza unos niveles siderales para estar tres décadas investigando si el gordo nace o se hace ¿Pero es que en las universidades americanas no se juega al mus para que se tengan que entretener con estas tontunas? Por no hablar de las enemistades que estas conclusiones generan. A ver quien es el guapo que se va al cine ahora con un amiguete que desborde la butaca con sus butifarras grasientas. Yo mismo debo andar en la frontera. Menos mal que ni tengo amigos ni voy al cine. El único que corre riesgo es mi sultán pero, por lo mucho que le conozco, creo que el estado de su anatomía se la pela ¿Verdad Bruno? (por cierto, la foto no es biográfica; no lo digo tanto por la tripa, que así así deben andar, como porque un servidor nunca lleva corbata)

7 comentarios:

txilibrin dijo...

Ya decía yo... Que desde que estoy aquí en Madrid he engordado, y mis amigas por estas tierras tienen algo de peso de más...
Las voy a llamar para decirles que nos las "ajunto" más.

Besos de morcilla

Cambalache dijo...

Yo voy a ver si me hago amigo de Brad Pitt y lo del Jorge Clooney para ver si funciona el proceso a la inversa

Rodolfo Serrano dijo...

Ni lo intentes, llevas saliendo conmigo hace tiem,po y, ya ves, no has aprendido nada.

Cambalache dijo...

Te puede la envidia amigo Serrano. Sabes que mi cuerpo es un portento de la naturaleza. Otra cosa es mi cerebro

txilibrin dijo...

Si te haces amigo de Jorge y de Brad, porrr Dios, quedamos todos y eso... No voy a ser más específica...
Qué nerviosss

Anónimo dijo...

Es como los perros.Hay muchos que se parecen a los amos.

Dice la nena de la foto del otro dia, esa que tanto se gusta, que me "ajunta".Os contaré el resultado un siglo de estos.

paredes

Anónimo dijo...

Joder que universitarios americanos estos. Vaya forma de matar el aburrimiento que tienen. Porque tienen que estar aburridos, que no me digan que no.
César