25 de junio de 2007

HEIDI TAMBIÉN AMENAZA CON VOLVER


Ya sólo falta que me vuelva a salir el acné. Si era poca mi alegría por la vuelta de Georgie Dann ¿qué decirles de cómo se me ha quedado el cuerpo al saber que también regresa Heidi? Y eso que a mí Heidi ya me pilló con la edad suficiente para sospechar que combatía de dos maneras el frío de los Alpes. O desayunando con el abuelo unas rebanadas de pan regadas de morapio (si no ¿de qué esos coloretes?) o dándose el filete con Pedro mientras Niebla orinaba sobre el trineo. No tengo pruebas pero recuerden que soy periodista y, por tanto, ni puñetera falta que me hacen.

Yo lo dejo caer y no descarten que coja el testigo el 'Aquí hay tomate' y conviertan a la tierna y entrañable Heidi en una fulana del peor pelaje. A caballo entre Heidi y Marco creció una generación ejemplar. Sólo así se entiende que después de haber soportado esos dramones la mayor parte de aquellos niños no se hayan echado en masa en brazos del alcohol y la drogadicción. Yo tuve más suerte. Sólo me reconozco en Los Chiripitifláuticos; aquel programa en blanco y negro que ponía algo de color a nuestra infancia. Claro que no todo era jauja. También nos quitaban la roña de los codos con piedra pomez. Y escocía, vaya que si escocía.

Yo no sé para que nos están dando la brasa con la celebración de los treinta años de la Transición si por aquí no pasa el tiempo. Vuelve Georgie Dann, vuelve Heidi y El Equipo A (panda de gañanes), el Madrid gana la Liga, en los especiales de Nochevieja sale Manolo Escobar y Raphael y yo sigo conservando un tipito de adolescente. Lo dicho. La vida sigue igual (ese Julio).

3 comentarios:

alicia dijo...

Yo soy de la generación de heidi, de las que nos sabiamos hasta el estribillo de la canción (que es japonesa). En fin, que tiempos... lo qu epasa es que los niños de ahoara no van a entender muchas cosas de esta serie como que Heidi no tenga movil ni se conecte al messenger... Yo la verdad es que prefiero que repongan Heidi antes que los Teletubbies estos modernos.

Romina dijo...

el testimonio: he visto comics de Heidi montándoselo con Pedro(pero como mi memoria solo da para datos absurdos no me acuerdo en que revista salió). Y es que los dibujos también tienen vida privada, tendrán derecho a acudir a los juzgados para proteger su intimidad como hacen el resto de famosos? Qué Walt Disney los proteja! ahora que ha sido elegido el mayor artista de la historia (también he visto comics porno de Donald en el víbora)

Anónimo dijo...

Y Blanca Nieves y los siete enanitos viciosos.

paredes