7 de mayo de 2008

ESPE Y SUS CERNÍCALOS

Debe ser cierto que Dios aprieta pero no ahoga. Andaba uno taciturno por la orfandad en la que nos dejan Zaplana y Acebes, preocupado por las sospechas que se ciernen sobre el legendario triunfo de Massiel en Eurovisión, dolido porque dicen que mi Scarlett Johansson se casa… con otro claro está. Así andaba, con los pies colgando en el precipicio de la desesperación, a punto incluso de dejar de ver la televisión y coger un libro, no les digo más, cuando me entero de que Espe Aguirre ha decidido repoblar el suroeste de la región de cernícalos primilla. Cómo se agradece que esa pugna que mantiene con Mariano por ser la ‘lideresa’ más dicharachera que conocerse pueda no reste ni un solo segundo a los asuntos de Estado que con tanto tino maneja. Por si sus conocimientos ornitológicos son equiparables a los míos con el bricolaje, les diré que un cernícalo primilla viene a ser como un canario pero con sobrepeso y mucho peor carácter. Una especie de buitre. Les recuerdo que sigo hablando del cernícalo, no de Espe. Mientras la marquesa presidenta anda con sus pájaros Mariano sigue con los suyos. No se sabe nada del futuro de Acebes aunque parece descartado que Telefónica le asigne un sueldo de medio millón de euros para que se encargue del mantenimiento de las cabinas. Si acaso le pueden poner de teleoperador . Ya saben. Esos tipos que te llaman justo a la hora de la babilla de la siesta y te ofrecen banda ancha, películas, partidos de fútbol, descuentos en los locutorios y te regalan cuarto kilo de polvorones si no les cuelgas el teléfono antes de los diez segundos. Luego todo lo que te dicen es mentira ¿Se les ocurre algo mejor para un hombre de la experiencia de don Ángel en estos menesteres? Esta vez no he oído a Espe clamar que este país no se puede permitir la pérdida de políticos de esta talla. La verdad es que tampoco es tan alto. De todos modos, la señora presidenta debería saber que este pueblo sabe sacrificarse y que si Zaplana y Acebes se han ido nuestra congoja es al menos tan grande como nuestra resignación. Una pena. Digo lo de la boda de Scarlett. Con lo buena pareja que haríamos. Sobre todo por su parte. Y qué decirles de este ‘escandalazo’ que se ha montado con mi Massiel y que no me resisto a mencionar. Ahora dicen que hubo tongo y que Franco fue comprando votos por Europa para que ganara el ‘La, la, la’. Pobrecilla, jugar así con su reputación con lo que la costó aprenderse el estribillo. Eso no se hace.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

conste que he añadido un comentario a tu columna en el diario on line, pero no aparece. Y yo que quería que vieran el mogollón de lector@s que tienes.

Cambalache dijo...

Te he contestado al comentario pero veo que no se ha publicado. Sólo te reiteraba mis agradecimientos. No tengo muchos lectores pero la generosidad de los que tengo por compartir su tiempo conmigo me reconforta suficiente. Un saludo

paredes dijo...

Lo único que se de los cernícalos ,es cuando me decían que dormía más que un cernícalo.Eso era cuando la noche se había alargado demasiado y era joven.

Nuestra querida Espe, no creo que duerma tanto ni tan sosegadamente como el menda.Algo de conciencia debe tener.

Margarida dijo...

Hoy te saliste por los cuatro costados!! A buenas horas te leo, pero es que por la ma�ana no encontr� el dichoso art�culo en el diario digital.�en que secci�n est�. Venga, un beso!. Un d�a te juro que imprimo todos y hago un libreto con ellos, as� la impresora eche los h�gados. Boa noite, compa�eiro!!