1 de octubre de 2007

WONDERBRA PROSCRITO



Los gobernantes chinos ya no saben que hacer para frenar el deporte nacional del ñiki-ñiki. Ahora han prohibido los anuncios de sujetadores para contener la líbido de sus ciudadanos. Yo creo que cuando uno está por la labor lo mismo le da ver un wonderbra que un spot de garrapiñadas pero por intentarlo que no quede. Quiero decir que nadie nos dice que donde unos ven un bodegón de plátanos, peras y melones otro no adivine unas irresistibles turgencias que le ponen asaz borricote (no les desvelaré en qué bando me adscribo). De todos modos convendría acaso aclarar a los severos gerifaltes chinos que para promocionar un sujetador, sostén que se decía antes, no es necesario que en su interior vayan un par de atractivos pechos; unas tetas de toda la vida, vaya. Basta con que se vea por sí mismo y que el consumidor lo use como le parezca. Para realzar sus mamellas, para utilizarlo de alforjas o para taparse los ojos en los viajes en avión. A ver si lo que ocurre, como casi siempre, es que son los propios gobernantes quienes se ponen morcillones y piensa el ladrón que todos son de su condición. Digo yo, una tontería sin duda, que si en vez de quitar los carteles de Adriana Karembeau con el wonderbra no sería mejor regalar condones e informar que sirve para mucho más que para llevar la calderilla en la playa. No quiero ni pensar qué va a ser de las próximas Olimpiadas de Pekin. La natación sin quitarse el albornoz y la gimnasia con guayabera. No esperen muchos récords.

4 comentarios:

txilibrin dijo...

No he podido dejar de pensar en los condones como monedero improvisado... Te tienes que llevar una de arena pegada a casa que te cagas...

Un beso, casto y puro :D

Margarida dijo...

a ver, a ver...que me perdí...se usan los condones como monedero? o fue una coña de Germán?. Es que no le encuentro allá mucha lógica...en cuanto a los sujetadores, las chinas serán gilipollas porque si yo tuviese esas "tetitas" por los cojones iba yo a poner sujetador. Es más, cualquier día le declaro la guerra y se acabó!!. Es la prenda más antifemenina que he visto...te ahoga, te aprieta, te asfixia...no quiero pensar cuando se juntaba esto con la regla y aquellas compresas de antes que poco se diferenciaban de un pañal...y te obligaban a llevar una fajita...UNA SALCHICHA es lo que parecíamos. Libertad de movimiento es lo que tendríamos que exigir, entre otras.

Anónimo dijo...

German, antiguamente, en la "mili" les ponían algo en las comidas, aunque no sé si es o no una leyenda... No recuerdo cómo se llamaba aquello, pero lo he leído más de una vez.
Claro que si se lo dan a los chinos, con todos los que son... joer, acabarían las existencias, digo yo... ¿cómo se llamaba aquello?
César

Cambalache dijo...

Bromuro, amigo, pero a esas edades esra igual lo que te puiseran. Qué tiempos. Saludos