11 de febrero de 2009

LOS NIÑOS CANTORES DE VIENA


Bermejo apuntaba maneras y no ha defraudado. Con el sudor de su frente se ha ganado el carácter de ministro lenguaraz y asaz prescindible. Esto de ir a cazar venados o gamusinos con el juez Garzón, que también ha estado sembrado, entra sin duda por méritos propios en el top ten de las torpezas del gobierno socialista. Eso sí, no sabía que la inoportunidad estuviera prohibida en España. A Mariano, digo al todavía candidato del PP no al ministro con quien sólo comparte nombre, le ha venido Dios a ver aunque me temo que, la pestilencia de los chanchullos de la banda del Correa es tal, que sólo va a ser pan para hoy y hambre para mañana. No debería el campechano Bermejo tomarnos por bobaínas sin juicio previo. Decir que, mientras esperaban que el conejo asomase la oreja por el matorral, no hablaron de la Operación Gürtel es como si yo dijera que he cenado con Halle Berry y sólo hemos charlado de la calidad fílmica de su obra. Otra cosa bien distinta es que don Baltasar se vea afectado por compartir bota de vino con el ministro tras haber despellejado unas liebres. A esta metedura de pata se ha agarrado Rajoy para salir con los suyos, tal cual portada del último disco de Los Niños Cantores de Viena o de ¡Viva la gente!, a clamar que este complot contra su partido es intolerable e insostenible. He analizado la foto con detalle y he de decir que es admirable cómo muchos de ellos se aguantan la risa. Mención especial para mi alcalde que ya ensaya el rictus para cuando no nos den las Olimpiadas. Es absolutamente admirable, repito, cómo puede uno descojonarse por dentro sin mover una ceja. Lo mejor de todo, porque ustedes lo merecen, lo he guardado para el final ¿Saben quién ha pedido la dimisión inmediata de Bermejo y Garzón por el aberrante delito de cazar juntos venados? Como lo oyen. El 'pijiconsejero Güemes. Tiene al suegro con imputaciones por delitos que no sabía que existían ni el Código Penal y tiene la desfachatez de exigir que se vayan este par de cazadores cuando aún estaban en temporada. Lo único que pido es que no se vaya a él. Con lo que se ahorra uno en entradas para el Price sería una lástima. (NOTA: Por cierto, una duda... Éste Garzón ¿no será el mismo que elogiaba el PP por su indepedencia cuando juzgó a la cúpula de Interior del Gobierno socialista? La verdad es que coinciden el nombre y el apellido.Ya es casualidad pero seguro que es una tontuna de las mías)

5 comentarios:

migramundo dijo...

Muy buena tu ironía. Por cierto, Larra, el gran irónico del XIX, también se llamaba Mariano. ¿Será casualidad? Y ahora una malicia: el nombre de tu blog y el título de este post es pura casualidad, ¿no? Me he reído, compañero. Un saludo.

cambalache dijo...

Muchas gracias por la visita que devuelvo gustoso. Un saludo

paredes dijo...

¿Qué cazaban, venados o gaviotas?

Likuid dijo...

Germán, nos alegras las noticias.

cambalache dijo...

Pues me alegro de verdad amigo porque falta nos hace. Qué tropas. Un abrazo