4 de abril de 2008

A VECES VEO A PIZARRO

Qué ojo tuvo Mariano ¿Se acuerdan de Pizarro? No, ese no. Éste lo único que descubrió fue un mercado en campaña electoral. Fue allí a repartir panfletos del PP y, de paso, a hacer turismo didáctico. Nunca había ido a la compra salvo a las Opas de la Bolsa y de allí salió asombrado por el peso de la púrpura y el precio del kilo de mollejas. Ya saben que don Manuel fue el galáctico de Mariano. Le fichó para fardar. Al hombre le paseaban para acá y para allá para que contara cómo solucionar la economía española una vez resuelta la suya con una indemnización de unos quince kilos de euracos que se llevó de Endesa. Luego dicen que ganan mucho los fontaneros. Pues anda que los electricistas. Pizarro se remangó, se visionó unos vídeos del Rey y adoptó esa pose campechana que tantos réditos le ha dado. Como será la cosa que ahora Mariano no sabe si ponerle a revisar los fusibles de la calle Génova en pago a los óptimos servicios que le ha reportado al partido. De momento en el Congreso va de clá. Montoro, un tipo que fue ministro aunque casi ni él llegara a saberlo, llevará la voz económica del PP mientras don Manuel podrá rellenar tranquilamente su sudoku en el escaño sin que la subida del IPC le irrite las almorranas. Dicen que al final renunciara a la política al verse un pelín marginado. Algunos consideran que el culmen de su carrera en este duro oficio bien podría ser llegar a presidente suplente de mesa electoral en los próximos comicios. En tanto alcanza ese sueño a lo mejor, o a lo peor, se nos jubila y se pone a ver obras. En su caso, como tiene pasta, no hace falta que se mueva mucho. Basta con que se encargue un chalete enfrente de su domicilio y se pase todos los días a ver cómo están las cañerías. Sería una pena que este potencial estadista desapareciera de la vida política española. No podemos permitirnos este desperdicio de talento tal y como demostró en su debate con Solbes cuando aguanto impertérrito su sideral ridículo. Un hombre que después de ese bochorno es capaz de salir a la calle bien merece otra oportunidad.

5 comentarios:

paredes dijo...

A Pizarro lo han convertido en pizarrín, aquel que usábamos para escribir en la edad de piedra.Eso sí, bien forradito en oro.

Anónimo dijo...

y el chispas se apagó....

Merche Pallarés dijo...

Por mi, que se apague del todo... Besotes, M.

mr chesnutt dijo...

Ahora solo falta que Solbes, después de ganar el debate a Pizarro, consiga que baje la inflación y deje de subir el paro. Que parece que ahora que tiene los dos ojos otra vez, ya ha visto que sí que hay crisis...

Cambalache dijo...

Buena observación. Deberían haber prometido en campaña un sueldo como el de Pizarro en Endesa para afrontar la crisis con garantías