29 de agosto de 2007

Javier Ruibal - Para llevarte a vivir

Me estreno en estos jaleos con un tema del gran Javier Ruibal. Es una prueba pero aprovecho para deciros que, quien no le conozca, ya está tardando. Ahora que ya he aprendido es posible que en breve cuelgue el video de la boda de mi hermana. Dura más que Novecento I y II pero tenéis la oportunidad de verme de padrino con calcetines blancos de tenis. Un primor. Saludos.

11 comentarios:

txilibrin dijo...

No le conocía, y la verdad, me gustaaaaa.
Entre tus fotos y tus vídeos caseros la que vas a montar, miedito me da :D

Jose Antonio dijo...

Cuelga tambien le video de la boda de la hija de Josemari....y si no lo encuentras se lo pides a los espias rusos, junto con el menu de la boda...sige escribiendo. tienes un humor muy fino

Cambalache dijo...

Pues es maravilloso. Tengo además la suerte de hacer estado con él alguna vez y, aunque suene a tópico, es todavía mejor gente que artista. Y ya es decir. Pues sí, la verdad que lo del you tube me tiene loco.En efecto ya estoy pensando en producciones propias. Esto es muy divertido. Bueno voy a ponerme con el artículo que buscan sucesor para Umbral.

Cambalache dijo...

Gracias Jose Antonio. Y tú sigue leyéndome. Un abrazo

txilibrin dijo...

No os pegueis entre los compañeros, que todos redactáis perfeeeectamente.

Virginia dijo...

Cómo me gusta Javier Ruibal...es una pena que no se difunda más su música, llena de sensibilidad. gracias, Germán, por el post.
Un beso

Cambalache dijo...

No hay de qué. Me daba a mí que tú eras 'ruibalista'. Los puzzles se hacen poco a poco. Besos

Virginia dijo...

oye, Germán, pues para mi tesis sobre los cantautores me iría de perlas contactar con Ruibal, me pasas el contacto?
ah, y eso de que te encajan las piezas del puzzle hace que sienta algo de pudor...¿tan trasparente soy? Besos

Cambalache dijo...

No es que seas transparente. Es que yo soy un sagaz periodista. Te lo busco. Tenemos un amigo común bailaor pero suele estar de gira muy a menudo. Cógete mi correo (gtemprano@telefonica.net) y te lo mando al tuyo. Besos

Anónimo dijo...

¡Qué tarde he llegado a conocerle!...
César

Cambalache dijo...

Nunca es tarde cuando la dicha es tan buena