31 de diciembre de 2005

Cacería contra los fumadores

Dejé hace años de fumar, ya no bebo, voy al gimnasio de manera habitual y he desistido de aprender inglés. En suma, no sé que propósitos fijarme para el nuevo año. Me siento solo y desamparado. Claro que, vista la cacería emprendida contra los fumadores, estoy por volver al 'truja'. Este es un país de excesos y el día que no lo sea igual hasta lo echamos en falta. A partir del 1 de enero se abre la veda y el fumador pasa de esa condición a la de apestado social. Fumar mata. Bueno, las armas también y los gobiernos, intransigentes con el humo del tabaco, parece que no lo son tanto con el de las granadas. De otra manera no se entiende que sigan haciendo caja con la venta de armamento a países de los que luego reniegan cuando lo usan. Hipocresías que tiene uno. Digo yo que si no sería mejor, es un suponer, dejarse de tanta ley prohibicionista y regirse por el sentido común. Debe ser mucho pedir. Digo yo que a nadie se le ocurre, y si se le ocurre cargue la ley contra él, encenderse un puro en una habitación de un hospital, pero de eso a tener que fumar con un antifaz por temor a ser reconocido va todo un mundo. Ahora resulta que si vas con un/una churri a cenar y uno/a es fumador/a y el otro no, puede ser que tengas que entenderte por señas uno en la entrada del restaurante y el otro, veinte mesas más para allá, al lado de los servicios. Y es que, para ser sincero, no me creo nada. Si quieren acabar con los fumadores que prohiban la venta del tabaco o si quieren restringir el hábito que pongan el paquete a cien euros. No encuentro medidas más eficaces. El resto son fuegos de artificio, molestias, gastos y pantomimas para hacer creer que somos lo más de lo más en el mundo mundial.

1 comentario:

Rita dijo...

Soy fumadora y en estos tres días no he sufrido ninguna restricción, claro que aún no he ido a comer a un restaurante con un "churri intransigente" y la verdad...no creo que lo haga nunca.

Y hablando de tu blog...lo encontré buscando "cavabaja" y ha sido una sorpresa. Es un placer leer la actualidad descrita con ese toque de humor (¿negro, ácido, irónico?, perdone usted pero una es profana) que utilizas. Deseando leer el próximo post.