7 de julio de 2009

¿POR DELANTE O POR DETRÁS?

Estoy intrigado. No sé si Mariano acompañará a Camps al juzgado por delante o por detrás. Ya saben que juró por su honor estar en alguno de los dos lados de él siempre. Pasara lo que pasara. En la salud y en la enfermedad. Paquet al parecer, puesto a elegir, casi prefería verle delante de él. No explicó las causas pero seguro que obedecen a cierta desconfianza inherente a todo ser humano. Dice poco de España, o mucho quién sabe, que su hombre más honesto, tal y como le definió Mayor Oreja, tenga que sentarse en un banquillo sin ser reserva de ningún equipo de fútbol. No olviden que hablamos de alguien ejemplar para don Jaime que, como saben, también elogió en su día a Franco. Aporto este dato sin ninguna intencionalidad que no sea ahondar algo más en su compleja personalidad. Ya se darán cuenta en el Parlamento Europeo si, por fin, algún día de decide a ir. Es absolutamente conmovedor como ahora que a Camps le llegan las arenas movedizas a la barbilla algunos reparan en el precio de los trajes como atenuante. Total, por cuatro ternos de nada ¿merece la pena perder un potencial estadista capaz de lograr que la clementina sea patrimonio de la Humanidad? Qué intrincada resulta a menudo la resolución de estos dilemas. A la difunta Pilar Miró los mismos que ayer sacaban a hombros a Paquet tras la Feria de las Fallas la crucificaron por comprar un vestido a cargo del erario público. En este caso, además, los obsequios obedecen no sólo al amor fraternal que el Bigotes sentía por el Curilla y viceversa. Igual tampoco es ajeno que luego estos emprendedores empresarios pillaran cacho contractual de la Generalitat de forma repetida y generosa. Gracias a las traicioneras hemerotecas he podido escuchar hoy como Mariano, enternecido por la exaltación de la amistad, hablaba de su confianza ciega en su colega valenciano. Tan ciega es que él, como todos, todavía no ha visto la factura de los trajes. Claro que el registrador de la propiedad en excedencia no es como Santo Tomás. Él le cree. No como este juez que encima ni siquiera es Garzón para echarle la culpa de este complot. Ya es mala suerte.

3 comentarios:

Juan dijo...

Pues yo creo que les pega mejor ir cogidos de la mano.

cambalache dijo...

Entrañable

paredes dijo...

La foto-manitas...poulitzer.Seguro.