16 de marzo de 2009

CIERRAN GUANTÁNAMO PERO LLEGA PEDRO RUÍZ

Ahora que Obama se compromete a chapar Guantánamo, una cadena de TV amenaza con entrevistar durante doce horas seguidas a Pedro Ruíz. Quiere batir el récord Guinness. Ya podría haberse marcado el mismo reto pero con distintos requisitos. Por ejemplo, se me ocurre que en vez de hablar sin parar durante medio día bien podría callarse durante un día entero. Lo tendría mucho más difícil pero ahí radica el mérito de estas marcas mundiales. Para quien, por su envidiable juventud, no conociera el apogeo de este 'chouman' descomunal baste decir que es hombre de un ingenio sólo superado por su credulidad. Algún familiar cercano le debió decir años ha que era muy gracioso y él se lo creyó. Y no le ha ido mal, la verdad. Hasta tuvo de churri a la gran maciza Inma del Moral. Estoy seguro que, a pesar de su candidez, eso sí que todavía no se lo acaba de creer. Y ella, con el poso del tiempo, seguro que tampoco. Sí, es pura envidia. Soy español ¿Y qué? La estructura del programa la verdad es que promete. Un soberano aburrimiento, pero promete. Durante ese calvario, personajes públicos de todos los ámbitos y ciudadanos anónimos inquieren a Ruíz sobre los más diversos temas. Él, por si le pareciera poca tortura, advierte que contestara a todo. Ya me gustaría a mi poder hacer lo que están pensando. Que si tanto me disgusta no lo vea ¿A qué sí? Como si fuese tan fácil prescindir de la luz de sabiduría que este hombre irradia. No sólo hay que verlo sino grabarlo. Ya verán como dentro de unos años entre líneas descubren alguna profecia de dejan a Nostradamus a la altura de la pitonisa Lola. Pedro es así. Imprescindible y sobrecogedor.

5 comentarios:

Fernando dijo...

Siempre me he preguntado si hay alguien a quien el tal Pedro Ruiz hiciera gracia. De verdad, inexplixable. Yo no veré el programa. Gracias por el aviso, ya no me pillará desprevenido.

............................................................................................ dijo...

Reconozco que mi infancia fue bastante feliz, hasta aquella tarde en que me encontré en la televisión (en la normal, no en el guachefe) a Pedro Ruiz haciendo el más espantoso de los ridículos. Por lo que cuentas se debió aprender de memoria el Libro Gordo de Petete y ahora lo va a largar. Joé que trauma:
"El libro gordo te enseña
el libro gordo entretiene
y yo te digo contenta
hasta el programa que viene..."
Y el caso es que la presentadora tenía un punto. Quizá eran cosas de la edad.

cambalache dijo...

Me has dejado intrigado con la presentadora. No me acuerdo de ella

paredes dijo...

Que buena estás carolina ...decía el sujeto.

cambalache dijo...

Hostia, es verdad. Yo creo que esa fue su mayor aportación intelectual al mundo de la televisión