24 de octubre de 2008

ESCAÑO HEREDITARIO

A veces esta jauria en la que se convierte la política nos impide paladear ese lado entrañable que tanto le conmueve a Nieves Herrero. El senador Barceló ha cedido su escaño a su nieto después de estar sentado en él, salvo en sus legítimas vacaciones legislativas o paréntesis por micciones o causa mayor, durante siete legislaturas. El honorable octogenario, a la sazón empresario en Benidorm y suegro de ese sex symbol levantino llamado Eduardo Zaplana, ha aguantado al pie del escaño como un campeón hasta que su nieto se ha hecho todo un hombrecito para poder ocuparlo. A pesar de su provecta edad no crean que este legado genético proviene de su etapa como gestor en la Mesta medieval. Simplemente, la casualidad y ese empeño familiar por servir a Benidorm y a España han pergeñado esta emotiva sucesión. Hay que ver. Todo queda en casa. Sólo el tiempo y la Historia harán justicia a los sacrificios que este clan de servidores públicos. Como poco les deberían poner la foto de la cena de Nochebuena en los ceniceros de las tiendas de souvenirs o en los gorritos de la playa en vez de los recurrentes delfines. Miren sin ir más lejos a Edu. Perdimos un enorme político pero ganamos un magnífico operario de mantenimiento de cabinas teléfonicas. Y todo por un mísero millón de euros al año ¿Le han oído quejarse? Pues eso, coño, pues eso. Y usted todo el día que si le suben la hipoteca, que si le congelan el sueldo, que si los entresijos se han puesto por las nubes... Un poquito de patriotismo, por favor ¿Han oído lamentarse al señor suegro? Y razones no le faltarían ¿Saben lo que deben doler las posaderas a partir de las dos horas de sesión en la Cámara Alta? Es más ¿le han oído alguna vez hablar de algo durante casi treinta años que ha sido senador? Cuánto reconforta saber que hay políticos tan discretos. Tan silenciosos para no molestar al del escaño de al lado cuando se da una cabezada. Nadie sabe que existen salvo cuando van a firmar la nómina. Así y todo no descarten que durante esos lustros haya presentado dos o tres iniciativas. En el Senado la cosa llega a tal punto que no se desecha la posibilidad de hallar entre los escaños a algún miembro del sindicato vertical embalsamado o algún compañero de pupitre de Cánovas del Castillo. Los arqueólogos están en ello. Eso sí que es una jubilación anticipada y no las de Telefónica.

3 comentarios:

paredes dijo...

"La familia es lo primero" años ha fue su eslogan.Siguen erre que erre.

JOSÉ dijo...

Aquí hay que echarlos a patadas, sino no se mueven.

Mira Llamazares, la Junta de Andalucía, Rajoy...

Más que la familia es "el dinero es lo primero".

Un saludo

paredes dijo...

No había yo caído en eso de que lo que les mueve es el dinero.