3 de julio de 2008

MALDITAS CORBATAS

Sin comerlo ni beberlo me he convertido en todo un héroe del ahorro energético. Ahora parece ser que la más eficaz y patriótica contribución para paliar la crisis del petróleo es no llevar corbata. Pues a mí ahí sí que no me pillan. Sin falsa modestia me considero un rebelde ejemplar frente a ese absurdo e insípido complemento. Por no hablar de que hacer el nudo me resulta más complejo que montar una cómoda de Ikea. Mis disgustos me ha costado esta cruzada, no crean. Menos mal que tenemos al ministro Sebastián de mártir. Ayer en el Congreso fue sin ella y don Pepe Bono, hombre bajito, de orden y que intuyo debe ser asaz pesado, le envío una a través de un ujier para que no desentonara en ese océano de señorías encorbatadas y bostezantes. Sebastián se negó en redondo. Un acto de indisciplina que esperen no le cueste el cargo. Si Bono llega a estar todavía al frente de Defensa le manda la Brunete al cuarto de baño de casa. Ya sabrán que don Miguel ha decidido que en su departamento se rebaje el aire acondicionado para ahorrar a cambio de que los empleados puedan ir al currele sin corbata. Se me ocurre que podría haber abierto más la mano, quitar el aire, dejarles venir en tanga y multiplicar así el ahorro. O imponer de menú en la cafetería del ministerio fabada Litoral para fomentar el uso de energías alternativas. Ya me entienden. Yo pongo de mi parte una barbaridad. Vendí el coche y me he puesto mando a distancia hasta en la 'minipimer' para no tener que levantarme mientras hago la mayonesa. Más ahorro imposible. A ver si el espíritu Sebastián se propaga por el Consejo de Ministros y acaban sustituyendo los coches oficiales por calesas. Bibi estaría encantada ya que es vocablo femenino sin remisión. Aunque no se lo crean me vi el debate casi entero y sin tener que recurrir a los opiáceos. En honor a la verdad he de decir que Mariano le entoligó a ZP unas buenas collejas a costa de esta crisis que existe aunque el presidente la quiera llamar 'mariantonia' (un suponer). Anda Mariano crecido desde que se ha hecho de centro. Hasta donde yo sé de sus filas no se exhaló ningún rebuzno ni nadie trotó con sus pezuñas sobre la carísima madera del hemiciclo. Unos moñas estos centristas. Vuelve Pujalte.

4 comentarios:

Andante dijo...

Pues sería buena idea, la de ir despojándose de la ropa. Ya me lo imagino, un nuevo premio para los funcionarios, el que mejor contribuya a suprimir la necesidad de aire acondicionado.

Aunque, bien pensado, ¿no aumentaría la temperatura en función del número de prendas de que cada uno se despojase?.

¡Buf! ¡Qué calor me está entrando!.

En cuanto a la corbata, es que algo malo tenía que tener. En mi casa sólo hay una y representa el autorretrato de Van Gogh. Usos, que yo recuerde, dos. Ahora ¿es bonita, eh?, Ya, ya, que sobre gustos no hay nada escrito, o que para gustos se hicieron los colores.

Un saludo.

Diana dijo...

Hola
Don Germán Temprano, no debería usted sacarse la cazadora esa tan de invierno que lleva?
Caray, si calor me da verlo y siendo así no me queda otra que subir el aire acondicionado y mandar al traste todas mmis buenas intenciones!
Bueno, la verdad sea dicha es que ser ahorrativo de energía consumida por el aire acondicinado en mi tierra no es de mucho mérito, le digo yo.
En cuanto al desplante del Sr. Sebastián al recien consuegro Sr. Bono...., pues qué deciirle?, Los políticos, ya sabe usted, con tal de dar la nota!
Un saludo desde la ciudad más ahorrativa de aire acondicionado por condición geográfica-climatológica y demás.
Biquiños desde Coruña.
Diana

Cambalache dijo...

Y una ciudad preciosa a la que tengo especial afecto

paredes dijo...

Repulsivo este repipi de presi del congre.