29 de abril de 2008

¡COME PAELLA MALDITO MUSULMÁN!

Por fin los malditos inmigrantes podrán ser unos valencianos como Dios, y no Alá, manda. El presidente Camps, que me huele a trepa de mucho cuidado, se ha embarcado en un proceso de meritoriaje ante Mariano. No sé si ha pensado que esto de darle con el contrato de buen levantino en las narices al jefe le puede sentar requetemal. Me refiero más o menos a decirle aquello de 'mira Mariano, lo que tú propusiste y nunca llegaste a hacer porque perdiste las elecciones'. Es curioso que está decisión la tome el PP, aquel partido que clamaba por la unidad de la patria. Todos juntitos pero yo hago lo que se me pone en el níspero. Todo un ejemplo de coherencia y solidaridad ¿Se imaginan si lo hubiera hecho el lehendakari? Ahora nos tendrá que explicar Camps cómo piensa examinar a los inmigrantes y si nombrará fallera mayor a quien saque matrícula de honor en la asignatura de paella. Eso sí, que tenga cuidado en las clases de mascletá a ver si a alguno se le quema la chilaba siempre y cuando se la dejen llevar a clase y no tenga que ir vestido como Tonet en Cañas y Barro. No crean que el contrato tiene efecto alguno. Bueno sí; para el trepilla de turno el salir en la tele que, al fin y al cabo, con el Congreso del partido a las puertas es lo que importa. Por lo demás no sirve nada más que para que algunos nos avergoncemos de compartir paisanaje con esta tropa. Digo yo, una tontería claro está, que si hay contrato que vincule más al ciudadano que el cumplimiento de las leyes. Digo también que si a los españoles que fueron a Alemania se les exigió saber el tiempo de cocción de las salchichas y a hacer el chucrut bien espesito. No sé si sería más práctico exigir por contrato a algunos políticos la existencia de al menos una neurona para presentarse en las urnas aunque tuviéramos que hacer las elecciones cada ocho años por falta de personal.

8 comentarios:

Margarida dijo...

Gracias Germ�n por el blog!! Hoy fue el �nico aliciente que me estimul� para abandonar la piltra, a estas horas...Bueno, que era...ahhh digo yo no por presumir, que a la Comunidad que m�s se adaptar�an los inmigrantes, ser�a a la m�a, con la de hambre que traen y con lo que jalamos aqu�...eso s� tambi�n se curra, pero siempre hay a mano un motivo para sacar la gaita (musical) y tocarla a todo br�o acompa�ada de empanadas y vino �Qu� m�s se puede pedir?

Anónimo dijo...

Joder, como se nota que eres un privilegiado, a mi no me importaría que a la gente que tiene el buen gusto de venir a España por lo menos se le informase de algunas costumbres. Sin ir mas lejos el domingo tuve que irme de casa a las 15:30 por que no podía soportar las vibraciones de la música de los dominicanos de abajo. En fín, esa es una anecdota, pero la verdad es que me resulta muy muy dificil convivir con gente que pasa muchísimo de los demás, joer y no es uno solo. Que me gusta que vengan, que me encanta ir, y por supuesto si me tengo que quitar el pantalon corto y ponerme un pañuelo en la cabeza para ver santa sofia, pues se hace joer.

Cambalache dijo...

¿Y crees que por firmar un contrato las personas adquieren de facto buena educación?

Margarida dijo...

An�nimo, el poner m�sica alta o no respetar las normas de convivencia no es una caracter�stica intr�nseca de la inmigraci�n. Te aseguro que hay MILLONES de espa�oles que lo hacen a diario, as� como delinquir o matar. Lo que pasa es que somos tan cerrados que siemre desconfiamos de todo lo que no conocemos. un saludo.

Merche Pallarés dijo...

A mi Camps me da yuyu, la verdad; casi, casi prefería a Zaplana que se le ve venir como chulo playero pero el Camps tiene una cara siniestra. Debe ser descendiente de los Borgia... Besotes, M.

Anónimo dijo...

no, seguro que no, y lo que pretenden que firmen no tiene nada que ver, pero joder, tenía que desahogarme

Cambalache dijo...

Pues nada, desahogate cuantas veces quieras. Un saludo

Anónimo dijo...

margarida, sé de lo que hablo majeta