1 de febrero de 2008

UNOS SEÑORES RICOS EN UN MERCADO


Ha tenido que aterrizar don Manuel Pizarro en la política para darnos una lección de transgresión y originalidad a la hora de confeccionar campañas electorales. Se ha ido a un mercado con Espe. Lo nunca visto. Un político en campaña en un mercado ¿Sólo compran cada cuatro años? Más que yogures lo que deben tener en el frigo son armas químicas de destrucción masiva. Digo por lo caducados que deben estar. Claro que en el caso de Pizarro y Espe, a la sazón ricachos de postín, pedir la vez en la casquería debe ser tan exótico como para nosotros ir a las Seychelles. El candidato electricista al menos admitió que su visita respondía a su natural curiosidad. "Quería saber cómo era un mercado", ha confesado. No me extraña. Cualquier ser humano incluiría este deseo entre sus últimas voluntades. Es muy triste irse de esta vida sin saber a cuánto está el kilo de níscalos. No crean que fue el único gustazo que se dieron Espe y Manolo. Les prepararon toda una jornada 'Ciudadano por un día' y se acercaron al mercado en Metro. Como dos usuarios más del transporte público apretujados, eso sí, por una brigada de escoltas y una corte de pelotas y lameculos. "Mírales qué normales, qué majos, qué campechanos". No descarten que en ellos la fabada tenga los mismos efectos flatulentos que en el resto de los mortales. Durante su estancia en este parque temático de la gastronomía de a pie ambos políticos pudieron observar con deleite y estupefacción a una asistenta ecuatoriana de a seiscientos al mes por doce horas diarias, un parado de larga duración, un mileurista y una pensionista en el umbral de la miseria. "Mira Manolo, un pobre tirado en el andén". "Vaya, vaya, qué gustos más raros tiene la gente". Cuentan que Espe invito a una ronda de mandarinas y que, como una más, pagó a tocateja ¿No es enternecedor? Seguro que a Gallardón le hubiera invitado a nueces para darle con el mazo en los huevecillos. De todos modos, qué pronto se acaba lo bueno. Hoy volverán a comer de gorra y a viajar de puerta a puerta en el coche oficial. No me digan que gente tan sacrificada no merece su voto (es broma, por Dios).

9 comentarios:

Bucefalo dijo...

"De todos modos, qué pronto se acaba lo bueno. Hoy volverán a comer de gorra y a viajar de puerta a puerta en el coche oficial. No me digan que gente tan sacrificada no merece su voto (es broma, por Dios)"

Eres patético, lo mismo que Zapatitos con la familia y la suegra, con avion a costo del estado a comprar a Londres. Además de irse a cantar Sonsolita a Paris y quedarse los acompañantes en el consul de Paris a costa de los españoles.

Anónimo dijo...

Y habrá gente que vote a estos energúmenos, lo del chispas me tiene loca, vaya ser. Y no le da ni "chispita" de verguenza decir que no había ido en su vida a un mercado. Es que me pongo de una mala leche........

Cambalache dijo...

Estimado Bucéfalo: Como ve no necesito recurrir a descalificación alguna para dar mi legítima opinión sobre algo o alguien. Veo que no es su caso pero, de todos modos, gracias por perder unos segundos de su tiempo con alguien tan patético

Anónimo dijo...

German, que me deshuevo, tienes un seguidor fachilla, preveo que nos vamos a reir muchísimo.

mc dijo...

Y se llama Bucéfalo... Lo cual es irónicamente apropiado.

paredes dijo...

Buce, ya te tengo dicho que cuando te escapes de la guardería, no te metas en las conversaciones de personas mayores.

No pienses que el chispa te va a
dar dinero para tu pienso.No es agarrao ni ná el gachó.

Merche Pallarés dijo...

Siempre he dicho que a palabras necias, oidos sordos; algunos como el tal búfalo ven la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio. Es lo que le pasa al PP siempre. Besotes, M.

Alicia dijo...

¿Alguno pensará que porque Manolo Pi vaya al mercado van a bajar los precios? ESPEro que no.

Bucefalo, tio... creo que el blog que estabas buscando era rajoysuperpresi.blogspot.com

ESPE - JODE - lo que somos (siempre me ha gustado este slogan de Telemadrid...)

Anónimo dijo...

Has conseguido con tu certero artículo, ponerme de mala leche, no por tí, claro está, sino por ver a esta manada de "búfalos" comprando mandarinas y engañando a las gentes.
¡Qué coños van a saber el precio de los níscalos!... ¡ni el precio de nada!...
Lástima de votos perdidos hacia ellos... no sé porqué me viene al recuerdo aquellas famosas fotografías que pusiste aquí en donde en una parte se veía al "pueblo" y en la otra a la "familia real"...
¡Joer! ¡hasta cuando va a durar tanta mentira por parte del P.P.!
César