20 de diciembre de 2007

UN VIAJE DE LUJO

Uno ya no está para viajar hacinado aguantando los codazos del pasajero de al lado mientras corta con su navaja bandolera unas gruesas rodajas de chorizo. Por ello se permite de vez en cuando ciertos lujos. Es lo que tiene ser aerofóbico perdido. Que vayas donde vayas, si algún oceáno no se pone de por medio, tienes que armarte de paciencia y asumir que, si quieres salir de casa, tu vida será por siempre carretera y manta. Así he arribado a estas tierras gallegas que tan bien me tratan a mí y a mi estómago (joder, qué bien se come). Claro que no esperaba yo que las clases supermega luxury de autocares fueran así. No quiero ni pensar cómo será la clase turista. Por el momento, si por ventura te da un apretón y tienes que bajar al pozo minero que habilitan como WC, la has cagao. Nunca mejor dícho. A ver quién es el guapo que asienta sus reales posaderas en ese agujero. Y si lo haces ya puedes de manera inmediata adoptar una postura fetal ya que el techo lo tienes a milímetros de la cocorota. Cualquier esfuerzo derivado de la dificultad intrínseca de la defecación propiamente dicha puede costarte un escalabro importante. Olvídese de intentarlos con esos cuernos de alce tan propios de la Navidad. Qué decir de la exhalación involuntaria de una flatulencia y su consecuente convulsión. Un infierno. Claro que uno no sabe qué es peor. Tendrían que haber visto la película con la que pretenden amenizar el trayecto. Dan ganas de volver andando o de que te pare la Guardia Civil para pulsar el 'pause'. Una producción Disney muy apropiada para la media de edad del pasaje (el más joven era un servidor)en la que un perro lanudo es mucho más listo que su dueño. Neorrealismo puro ¿Quién coño selecciona los largometrajes de los trenes y los autobuses? ¿Por qué se empeñan en convertir a Ozores en un referencia del cin de arte y ensayo? Por el precio del billete se incluye un minimalista tentempié. Al final he optado por guardarme el sobao pasiego para donarlo al Museo Arqueológico. Es posible que procediera del último desayuno del hombre de Atapuerca antes de alicatar hasta el techo su cueva. Menos mal que la empresa,sin duda con la conciencia sucia, te compensa todos estos incordios y sinsabores con un pequeño obsequio a la hora de la triste despedida. Todavía me emociono cuando lo tengo entre mis manos. Nada menos que un dvd con las mejores canciones de la Navidad interpretadas por la Orquesta Sinfónica de Badajoz. Lo que siempre había soñado. Pues no crean, ni así te devuelven el dinero.Les dejo. Parto hacia Monforte a presentar mi novela y a hablar de periodismo con unos chavales. Espero no hundir demasiadas vocaciones. Favor que les hacía a los rapaciños. (estoy en un ordenador de hotel y me temo que este post saldrá raro; excusas por ello)

8 comentarios:

Margarida dijo...

Benvido á miña terra!!!. No sé si has estado en Monforte alguna vez pero si puedes, sube a la Torre del Homenaje y contempla...sólo contempla...luego abajo frente al puente que atraviesa el río, hay una escultura en bronce de un escritor y una silla vacía al estilo "Pessoa" de Lisboa...¡ése es el gran poeta gallego del S XX : MAnuel María...! Algún día charlaremos con calma sobre todo esto. Bicos e bo proveito!!!

Merche Pallarés dijo...

Como siempre me he reido de muy buena gana cosa excelente para la salud!! Me mantiene joven. Espero que disfrutes con tu regalito! Besotes, M

Cambalache dijo...

Casualmente acabo de leer la placa de la escultura de Manuel María. Estoy en el parador y la verdad que es muy bonito. Besos

paredes dijo...

Me has hecho recordar el viaje de 30 horas, que hice hace un año en un autobús de dos pisos, desde Lima al Cuzco.Si en la pudiente zona euro es jodido, puedes imaginarte ne incalandia.
Lo peor de todo es que me dió el "soroche" y a los dos dias tuve que regresar, ya que creí morirme.Eso sí regresé en avión , y en una hora , como nuevo.
Ventajas de no se aerúfobo.

Paco dijo...

Esperamos tu novela impacientes. Aprovecha porque tienes razón, se come fenomenal en Galicia y muy barato. Un saludo

Anónimo dijo...

Yo lo que espero es no coincidir contigo en un bus. Tio caga en tu casa o espera a la parada.

paredes dijo...

aerófobo ...quise decir

Paseando por tu nube dijo...

Creo que debías tomarte el viaje como una experiencia mas para contarle a tus nietos, ya que para cuando los tengas, una aventura de este tipo les podrá parecer surrealista, casi nos lo parece hoy a los que te leemos.
Alguien podría tomar nota y empezar a pensar en el tren de alta velocidad a Galicia, aunque despues de lo sufrido por Cataluña, a lo mejor sigue siendo preferible lo de carretera y Disney.
Disfruta ya que estas en tierra firme, come, bebe y VUELVE A CASA POR NAVIDAD!!
si no tuvieras esa fobia, te prestaría mi escoba, pero...
Un beso navideño