28 de noviembre de 2007

MÁSTER EN TOMATE



Algún día, cuando el resentimiento y el rencor ya no puedan con el resplandor de la verdad, nos daremos cuenta de la colosal labor didáctica y educativa que el 'Tomate' ha supuesto para las futuras generaciones. Ya hay síntomas más que claros. Dos estudiantes sevillanos obligaron a una compañera a hacer a uno de ellos una mamada mientras el otro lo grababa en el móvil. El objeto de la barbarie escondía sin embargo un fin encomiable. Los dos cabestros matriculados como alumnos en un instituto pretendían sacar una pasta vendiendo las imágenes al ya legendario programa de Tele 5 ¿Para qué memorizar los reyes godos? ¿Para qué resolver una raíz cuadrada? ¿Qué necesidad de malgastar unos minutos siquiera en estudiar la historia de nuestro país? ¿Para qué? Todos los días laborables, en la sobremesa, Jorgito y Carmen nos la cuentan con pelos (normalmente púbicos o testiculares) y señales sin tener que levantarnos a deshora para dar un último repaso antes del examen ¿Hay mejor futuro para un joven que darle una paliza a otro en el recreo y pedir derechos de autor por su hazaña? ¿A quien le interesa currar doce horas al día cuando puede pegar a una inmigrante en el Metro y dar cita para salir luego en la tele? Esta nación ha prosperado tanto que sus nuevos ciudadanos cada vez son menos gilipollas o acaso sea que las televisiones cada vez tienen menos escrúpulos. Algunas ninguno. Eso sí, no levante la voz porque saldrá Jorgito a apelar a su libertad de expresión que sólo utiliza para elegir entre el insulto o la infamia. Jorgito no es que haga televisión basura; él es la propia basura. A un individuo que día a día engorda su cuenta corriente a costa de regodearse en las miserias ajenas quizás hasta le quede demasiado benévolo ese sustantivo. A este tipo algún día le darán una hostia y se la tendrá bien merecida. No crean que soy violento. Simplemente veo mucho los informativos de la tele. Siempre será un atenuante.

8 comentarios:

Alicia dijo...

Joerrr, que pena!!! ¿dónde vamos a ir a parar? Yo estoy buscando para hacer un Master... pero creo que en el de Tomate no me cogerian... no soy lo suficiente H... de P...
Que madrugador!!! Un beso

mc dijo...

Amén.

txilibrin dijo...

Pues no me ha costado ni nada creérmelo...
Vale que el programa es una M pero de ahí a que 2 niños sean tan imbéciles para creer que eso funciona...

Qué fuerte...

Angie dijo...

plas, plas, plas, aplausos para la opinión sobre Jorgito. Es la mía pero yo no hubiera podido decirla tan bien.

Anónimo dijo...

Yo pienso que si es una ostia no va mal parao. claro que a su jefe había que inflarle.
Por cierto, un cotilleto tipo tomate, German se nos amanceba. jijiji

Cambalache dijo...

Este último comentario lo publico porque soy firme defensor de la libertad de expresión, pero no voy a entrar a hablar de mi vida privada salvo cheque al portador jugoso. Algún día sabré quién eres. De todos modos al menos la información que se da es cierta y rigurosa. Es decir, jamás podrías trabajar en el Tomate

Paseando por tu nube dijo...

El tema del famoso programa¿? está desde luego destilando rios de tinta, a todos nos indigna, lo que son capaces de decir y sacar en pantalla, creo, parece ser, según dices y cuentan, que se acepta "todo", yo por mi trabajo, no suelo verlo, aunque seguro que la hora de la cabezadita despues de comer el personal ha cambiado el documental de la 2 por el tomate. En fin, es muy desalentador, pero será que tenemos lo que nos merecemos?? no sé, pregunto eh.
Un beso y enhorabuena por tu nuevo status...

Anónimo dijo...

Lo siento -es un decir- no puedo hablar de algo que jamás, y lo digo con orgullo, he visto. Ni veré.
Por lo oído y leído, al tomate ese que le den por donde amargan los pepinos... y a la María Patiño... bueno, mejor callome.
César