27 de septiembre de 2007

O MORDISCO O LIMOSNA

Si no es usted de mucha caridad está a tiempo de rectificar. No lo digo para que se gane el cielo. Simplemente para que conserve sus pelotas en perfecto estado de revista aunque ya sólo las use para que se las vea el urólogo. En un pueblo de Colombia un mendigo la emprendió a bocados con un vecino porque se negó a darle unas monedas. Así dicho puede parecer cómico pero a buen seguro que la minga de la víctima, después de los puntos de sutura que precisó, no opinaría lo mismo. Es más, juraría que no le hizo ni puñetera gracia. Al hombre se le ocurrió instar a su desharrapado paisano a que levantara el culo del suelo y se pusiera a currar en vez de a pedir (una variación de la legendaria máxima 'mejor pedir que robar') y el tipo se puso de inmediato a ello. No se le ocurrió otra cosa que empezar por trabajar de perro guardían y morderle los huevos. Así que ya sabe. Aquello de que mejor enseñar a pescar a un pobre que darle un pez queda muy bonito como cita del Calendario Zaragozano pero si quiere salvar el pellejo, y de paso su alma, sea generoso. Si le quieren limpiar el parabrisas en un semáforo salga del coche y deles el Cristasol, sonría, salude, rásquese el bolsillo y siga su camino sin mirar atrás. Si es usted de misa diaria no olvide llevar la calderilla para nutrir el cepillo no vaya el cura a mosquearse, remangarse la sotana y darle una patada de kung-fú en los mismos belfos. Entre el cepillo y los mendigos de la puerta le va a salir por un pico la salvación eterna. Una de dos. O roba un banco o se hace budista. Al parecer ellos viven más bien del espíritu y ni siquiera comen torrijas por Semana Santa. Toda una ventaja.

4 comentarios:

txilibrin dijo...

Y digo yo... ¿Cómo le pudo morder tan nobles partes? Digo para llegar a hacerle herida... Porque si vas vestido no hay problema... ¿Seguro que no le dijo: "Empieza ahora a currar" y se bajó los pantalones?

Margarida dijo...

Hostia..que fuerte!! Sí que tenía mal humor el mendigo...pues como se tome ejemplo...ya veo al músico de calle aporreando con el violín, a los malabares mazando con las mazas, valga la redundancia, y al que hace animalitos con los globo...extrangulando a los niños...

Anónimo dijo...

Pues llevas razón sobre eso de que la salvación eterna sale por un pico. Entre las ONGs, los pobrecicos mendigos de verdad, los cepillos de las iglesias, las mafias que explotan a esas mujeres con niños en brazos, los mismos indigentes con carteles de "tengo 14 hijos y estoy sin trabajo" la venta de "La farola" que ya aprovechan y te piden para un café con leche... etc... etc... ¡uf! menos mal que según ellos -la iglesia- ya estoy condenao, o sea que...
César

Cambalache dijo...

Joder Margarida, tienes una confianza ciega en la bondad del ser humano