14 de abril de 2006

Nobel para Cicciolina

Cicciolina ha ofrecido su cuerpo a Bin Laden para que se relaje y deje de maquinar matanzas masivas contra el mundo. La oferta de paz a cambio de sexo tiene su mérito habida cuenta de que, a pesar de las escasas imágenes que se tienen del trastornado fundamentalista, el hombre tampoco está para elegir con esa barba horrorosa y el turbante que debe tener una costra como el caparazón de un armadillo. Bien es cierto que Cicciolina tampoco se ha caracterizado nunca por su estrechez carnal pero por menos méritos se han llevado el Nobel de la Paz otros. Y es un piquito de pasta no vayan a creer. Claro que lo difícil no es tener el estómago suficiente para copular con Bin Laden, que también, sino saber si en su escóndite hay bidé o las mínimas condiciones higiénicas que garanticen el buen desarrollo del intercambio. Puede parecer una frivolidad la propuesta de la porno star pero tiene su eficacia lograr que, en vez de tocar las pelotas a los demás, uno las use para otros menesteres más gratificantes con su propio cuerpo. Puestos a joder, mejor hacerlo uno mismo que joder a los demás. No sé si lo dijo algún clásico pero dejo ahí el aforismo para el venidero calendario zaragozano. Cuando Ciccolina se presentó a las elecciones en Italia hubo gran revuelo por la frivolidad del personaje. Con el tiempo acabó siendo presidente del Gobierno Berlusconi y con más tiempo aún se demostró que, aunque llevara terno impecable y corbata de marca y no enseñara las tetas a la mínima ocasión, ni siquiera se le recuerda con la bragueta bajada en público por algún descuido, es difícil que Cicciolina hubiese sido peor presidenta que Il Cavaliere. Que se sepa don Silvio no llegó a ofrecer su cuerpo a cambio de la paz (la verdad es que por mucho estiramiento su anatomía está ya para poco trasiego) e incluso se sumó a las ganas de guerra del trío de las Azores. Ahora Cicciolina, sin duda para darse publicidad, echa por tierra todas las estrategias de la ONU y viene a sumar una de lo más innovador que, habida cuenta de la nula eficacia de la mayoría de las directrices que aprueba el organismo internacional, no debería caer en saco roto.

2 comentarios:

paredes dijo...

Esta nena es un encanto.Cuando salió elegida diputada, llevaba en el programa hacer folladeros en los parques bien acondicionados para que la juventud se relajara agusto.
Decía que había que cerrar las nucleares , y que la mejor fuente de calor son los cuerpos juntos.

El Bil Laden, por mucho que joda, no dejará de seguir "jodiendo", pues aprendió a joder con la cia.
La receta para Bil, también podría valer para otros que "joden" más que él.

cambalache dijo...

No sabía con tanto detalle el programa de Ciccolina pero ahora me cae mucho mejor