23 de abril de 2009

MONTESCOS Y CAPULLETOS

"Amiguito del alma... Quiero que nos veamos con tranquilidad para hablar de lo nuestro, que es muy bonito". Estas sentidas palabras forman parte del epistolario amoroso entre Paquet Camps y el Bigotes. Pura poesía. Y yo denostando lo que creía un trinque cuando estaba ante un maravilloso romance que bebe de las fuentes del drama de los montescos y los capuletos. En este caso más bien capulletos. Camps ya ha anunciado que todo tendrá un final feliz. O sea que es posible que hasta se casen. No encontrará mejor sitio que Valencia para que le tiren arroz aun a riesgo de que al Bigotes se le queden enredados los granitos en el idem. Lo que no ha aclarado Paquet es si cuando habla de lo suyo alude a que ha ido a la agencia para ver ofertas a Cancún para la luna de miel o es que le tira la sisa del último traje que Alvarito le ha mandado por la filosa. No hay que negar que debe de ser la más de bonito que te paguen el fondo de armario, las comilonas, las alpargatas y que, por si fuera poco, en este tumulto de amor libre, hasta le regales a la esposa de Paquet unas cosas que asustan. Cómo sería que la buena mujer, ante uno de ellos, no pudo menos que citar a los clásicos con ese "te has pasado veinte pueblos". A saber qué sería. En esos niveles adquistivos no se crean que sería un frasco de Joya de Myrurgia. Ahora ya no se sabe si Mariano apoya a Camps como político o da el visto bueno a esta sólida relación aunque Paquet, por el qué dirán, todavía no se haya atrevido a llevarle al trullo al Bigotes unos bocadillos de chopped. De esta merienda seguro que sí pide factura y la pasa como gastos de protocolo.

3 comentarios:

paredes dijo...

Pues el camps tiene los mismos bigotudos gustos que la pantoja.

Juan dijo...

Pero ¿no tenían el matrimonio homosexual recurrido? Estos del PP son rarísimos y con unos gustos muy cuestionables. No le doy yo un beso al bigotes en la boca ni por 20 trajes de Milano.

Likuid dijo...

Quién no ha tenido una inocente conversación telefónica en la que ha hablado de miles de millones de euros con el socio de turno... Mal pensados!