28 de febrero de 2009

MICHA-VILA MUCHA-CARA

Si usted ha aguantado alguna vez un par de horas de cola para ir a las jornadas de puertas abiertas del Congreso ya puede presumir de haber estado más tiempo en el hemiciclo que Chema Michavila. Con la única salvedad que él no espera y encima cobra de nuestros impuestos. No es de extrañar pues que esta inmaculada hoja de servicios al Estado sea uno de los atractivos que incluye en la publicidad de su bufete de abogados. Michavila Muchacara es representante de Shakira, y aún así vende discos, asesora, viaja a London con la misma frecuencia que uno va al mercado, dirige una fundación y, en la copa de Navidad, alguien jura que le vio por el Parlamento. Que este tipo cobre un sólo céntimo de la parte alicuota de mi IRPF es vergonzoso. Legal, que ya se ocupan ellos que para eso legislan, pero un auténtico bochorno. Estos servidores públicos 'octopussy' deberían desaparecer de la faz de la política estén en el lado que estén. Estos elementos son los que nutren la misma abstención que ellos cultivan en sus funciones. Encima, el desparpajo, o la jeta para qué andarnos con remilgos, es tal que de su desidia hacen virtud y se autodenominan servidores del Estado ¿No será que se sirven del Estado? No sé los detalles de las incompatibilidades que se guisan y se comen, pero sí sé que ocupar un escaño en delegación de los ciudadanos debería ser totalmente incompatible con estas dosis de desvergüenza. Hemos quedado que no es ético que un ministro de Justicia cace con un juez ¿Lo es que un ex ministro sea tan caradura? ¿Qué dice Mariano?

3 comentarios:

Fernando dijo...

La valeriana Sr. Temprano. No merece un gramo de indignación ésta gente.
Enhorabuena por su blog. Un saludo
P.D. Mariano no dice nada, está viendo el fúrgol.

cambalache dijo...

Muchas Vilas no. Muchas gracias y un saludo.

paredes dijo...

¿No es del opus el majo este?

Pues ya está todo dicho.