5 de septiembre de 2006

¡Viva el deporte municipal!

Uno admite con pesar que ya no estaba en condiciones de ser olímpico en 2012 o sea que mucho menos en 2016. Sin embargo, ingenuo a pesar de tener cierta edad, creía que rebajar lorza y procurar una vida sana no tenía edad ni complicaciones. Eso fue hasta que me apunté a un polideportivo municipal. Flamante instalación Marqués de Samaranch. Lunes 4 de septiembre. Después de un mes cerrado (el señor alcalde no debería confundir las vacaciones de verano con un ataque nuclear; es decir, que quedamos personas humanas en Madrid en agosto) llego con la ilusión de un escolar que estrena mochila y plumier. 17 horas. La cinta de correr está bloqueada y las otras dos ocupadas. Doy parte a uno de los cuatro empleados que charlan de manera animosa. Ahora vamos, me dice con cara de haberle interrumpido una sesuda conversación. Okey amigo. 17,25 horas. Ahora siguen sin venir y yo sentado en el ‘gym’ bostezando ¿Cabe mayor contradicción? Vuelvo a salir. Siguen charlando. Perdonen las disculpas, pero creo que se han olvidado de mí. Están buscando al encargado de mantenimiento. Okey amigo. Subo a otra de las cintas que queda libre. 18,15 horas. Me voy. Siguen buscando al de mantenimiento ¿No saben que ya hay GPS? Martes 5 de septiembre. Como ex bohemio y hombre de orden me levanto temprano. A las 8,30 horas abren la instalación deportiva y allí me presento. En efecto, está abierto. Voy al ‘gym’, presento mi carnet, renovado en medio de un zoco árabe de esperas y quejas, y el cancerbero me impide el paso. No se abre hasta las 9 horas. El ‘gym’ se ve desde la puerta; nadie está limpiando, nadie está arreglando nada. Está en perfecto estado de uso, pero no se puede usar ¿Por qué? Porque sí. Usted perdone, me olvidaba que estaba en el Ayuntamiento. Qué cosas tengo. Media hora con los brazos cruzados junto a dos ancianos que pretenden nadar y tampoco pueden pasar ¿Por qué? En efecto. Porque no. Me lo expliquen.

3 comentarios:

r__ita dijo...

Alternativa: vas al polideportivo CAMINANDO; cuando llegues seguro que estará abierto; como no tendrás ganas de subirte a ninguna cinta andadora (ni lo necesitarás), harás unas cuantas abdominales un día(no se necesitan aparatos) y pesas otro día(que siempre las hay disponibles)para los brazos, y te volverás a casa (CAMINANDO). Imprescindible que el gym se encuentre a más de 20 minutos de tu casa¡No necesitarás nada más!!

cambalache dijo...

No es mala idea. Además me ahorraré estos cabreos. Esto me pasa por dejar de beber y fumar

paredes dijo...

Las autoridades sanitarias no nos advierten que:Dejar de fumar y beber también tiene riesgos para la salud.